Saltar al contenido

El increíble éxito de la educación en Singapur.

Singapur es un ejemplo de éxito, ya que desde que se independizó de la colonia británica y Malasia en 1965, ha pasado de los últimos puestos al primero, siendo un pilar primordial para colocarse como potencia y ejemplo en la educación mundial.

Los españoles no solemos dar mucha importancia a la educación, realmente somos un poco pasotas para todo (esa es la realidad, aunque nos «joda»), pero debemos seguir aprendiendo y exigiendo mejoras en la educación actual, ya que está en juego el futuro de nuestros más pequeños y de todos como sociedad.

Si tú mejoras, el mundo mejora.

 

 

Un día me dijeron una frase que se me quedó grabada a fuego  «aunque los estudiantes representan el 20% de la población, son el 100% del futuro.»

Aquí te dejo los puntos más diferenciales de la educación en Singapur:

1- Potenciar las habilidades del estudiante.

La educación española se basa en la eficiencia, en memorizar. Sin embargo, Singapur basa su sistema educativo en potenciar las habilidades de cada estudiante para que las aplique en el día a día académico.

2- No enseñar a todos de la misma manera.

Enseñar de distinta forma es un cliché en educación.

En el sistema educativo español disponemos de 6 años de primaria y 4 de secundaria, al igual que en Singapur pero con una diferencia en secundaria.

En Singapur, cuando los alumnos llegan a 6º de primaria, deberán realizar un examen de acceso a la secundaria. Este examen dividirá a los estudiantes en 3 niveles diferentes de secundaria.

  • Los que mayor nota obtengan irán a la Express.
  • Los de nota media irán a la Académica.
  • Los de nota baja irán a la Técnica.

De esta forma consiguen que cada alumno reciba la información de una manera diferente. Según el estudio PISA les está dando muy buenos resultados.

3- Profesores.

La profesión de profesor es la más valorada dentro de la sociedad de Singapur, hasta tal punto que cobran más que médicos y abogados. Un máximo de 70.000$ anuales, cuando el salario medio de Singapur es de 56.000$ anuales.

Pero todos estos beneficios económicos no son más que fruto de todo su trabajo. 

Solo pueden dar clases el tercio superior de los alumnos que van a la escuela Express, es decir, el 33% de los mejores alumnos que acceden a la mejor educación.

Educación en Singapur

Después de estar entre ese porcentaje, deberán superan una prueba y después irán al Instituto Nacional de Educación.

Tras estudiar y graduarse, podrán dar clase pero….

Sé lo que estáis pensando, se sacarán unas oposiciones y ale a dar clase toda su vida, ¿Cierto?

Jaja ni mucho más lejos de la realidad….

Los profesores, a parte del alto nivel de exigencia y formación que reciben, deberán superar un examen anual para poder seguir dando clases al año siguiente. Si no superan este examen serán despedidos.

Esto es más que una notable diferencia y por eso la enumeramos dentro de una de las posibles claves del sistema educativo de Singapur.

🧐 ¿Podremos cambiar la educación?

Bueno, esto es una de las cosas que un ciudadano a pie de calle, por sí solo, no puede hacer. Pero sí cuando se juntan muchos ciudadanos delante de X calle (jaja).

La educación es lo más importante seguramente en la vida de cualquier persona, y por eso debemos cuidarla, mejorarla y adaptarla a los tiempos modernos.

Con esto no quiero decir que la educación de Singapur sea un ejemplo a seguir, indudablemente que NO. Pero si ciertas partes de su modelo educativo que podrían ser beneficiosas introducir en el nuestro para aumentar la calidad del alumnado, ya no de cara al estudio PISA, sino de cara directamente al país.

Mejores alumnos, significa mejores profesionales, y eso significa mejor calidad de vida al 100%.

Si te interesa este tema de la educación, puedes continuar leyendo «¿Por qué se creó la educación?».

Un abrazo a todos.

Pablo Luna.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (4)

Todo razonable pero siendo funcionario docente ..lo de realizar un examen al año y luego si suspendes al paro… como que no me acaba de convencer..
No sería mejor invertir dinero ..congelado desde la crisis en recursos, formación de docentes y ello revertirá en unos mejores resultados .
Reflexionen ..sres
Ahí lo dejo.. ¡!!⁰

Responder

Sí, me parece una idea muy buena también. El hecho de un examen y luego al paro es únicamente describiendo el modelo educativo de Singapur, en ningún momento se dice que sea el mejor.

Por otro lado, la inversión en formación tanto en el profesorado como en los medios disponibles en las aulas (ordenadores, ipads,…), se antojan indispensables para un futuro lleno de cambios, sobretodo tecnológicos, y de una incertidumbre total e indescifrable para cualquier mortal.

Reflexión: más apostar por potenciar las habilidades del alumnado y menos por obligar a memorizar y tirar conceptos inútiles. A la vez que apostamos por la tecnología como forma de enseñar.

Abrazo!

Responder

Muy buen post!

Responder

¡Gracias, Jose!

Responder